Canal RSS

La Doctrina Perdida. Paul Washer. (Transcripción)

La Doctrina Perdida. Paul Washer. (Transcripción)

 Título en inglés: “The Lost Doctrine – Paul Washer” (7.36 min, puesto por illbehonest)
La evidencia de la conversión no consiste en llenar los blancos en una “Tarjeta de Decisión”. Es una vida traída desde el exterior/afuera. 
“Dios ordena a todos los hombres en todos los lugares que se arrepientan de sus pecados, y crean en el evangelio y produzcan frutos dignos de arrepentimiento.”

Dices: “¡Hermano Paul, estás hablando de una salvación por obras!”

¡De ninguna manera! Estoy hablando de una doctrina olvidada por la iglesia. Tengan paciencia conmigo un segundo más, estoy cerrando mi Biblia en buena fe, y ya me voy. Ténganme paciencia otro ratito.

Si hay una doctrina perdida en iglesia de hoy, que está destruyendo la evangelización, es la doctrina de la Regeneración.

La Regeneración no es meramente una decisión humana. No vas a ser salvo, simplemente, porque decidiste salir del camino que lleva al infierno para entrar en el camino que lleva al cielo.

La Salvación es una obra sobrenatural de Dios, en donde el Poder de Dios es manifestado a tal grado que equivale, o excede, al propio Poder de Dios demostrado en la creación del universo. El universo fue creado “ex-nihilo” -“de la nada”- pero cuando Dios salva a un hombre, Él lo re-crea a partir de una porquería corrupta.

Cuando las personas verdaderamente se arrepienten, cuando verdaderamente creen, hay una obra de regeneración aconteciendo, que transforma a aquellas personas en nuevas creaturas. Y siendo nuevas creaturas con una nueva naturaleza, ¡ellas van a vivir una vida distinta!

La evidencia de la regeneración no consiste en que una vez tomaste una decisión, en una campaña evangelística. La evidencia de la regeneración es que tu vida está siendo transformada.

¿Crees que Dios transforma solamente a algunos de Sus hijos?

La doctrina que enseña que el cristiano puede vivir en un estado continuo de carnalidad es absolutamente hereje.

¿Los cristianos pecan? Sí.

¿Los cristianos pueden caer en la carnalidad? Sí.

¿Los cristianos pueden caminar en inmadurez por un tiempo? Sí.

¿Pero pueden los cristianos vivir de una forma impía y mundana todos los días de su vida? ¡Absolutamente, no!

¿Por qué? Porque la salvación es una obra sobrenatural de Dios. Y si cualquier hombre está en Cristo, es una nueva creatura/(“hechura”). Y las nuevas creaturas viven de forma distinta.

Es por eso que cuando las personas me dicen que hoy hay tanto pecado adentro de la iglesia como fuera de ella, que existen tantos divorcios, pornografía, mentiras, odio, contiendas, dentro y fuera de la iglesia, digo: ¡éso es una mentira!

La iglesia del Señor Jesucristo hoy, en Estados Unidos, es hermosa. Ella está quebrantada, es confesionaria, está andando con su Dios; y cuando peca, eso quebranta su corazón y vuelve a Él.

Tu problema es que estás llamando iglesia a lo que no es la iglesia.

Si la iglesia es lo que la mayoría de las personas dice, entonces todas las promesas de la Biblia con relación al Nuevo Pacto han fallado. Porque Dios dice que en el Nuevo Pacto Él hará un pueblo nuevo, y Él será su Dios y ellos serán Su pueblo. Y la Ley de Dios será escrita en sus corazones, y ellos andarán en ella.

La evidencia de la conversión no es una “Tarjeta de decisión” en la que se llenaron los espacios en blanco. Es una vida siendo traída desde afuera/del exterior.

Un querido amigo mío llamó a un erudito muy importante en historia del cristianismo, el Dr. Dallimore.

Él le dijo: “Dr. Dallimore, tengo una pregunta: Si los Puritanos realmente nunca hicieron invitaciones para aceptar a Cristo, y cosas como las que hacemos hoy, ¿cómo sabían cuando alguien era salvo?”

Dallimore dijo: “Bueno, eso era fácil. La vida de ellos cambiaba y seguían yendo a la iglesia.”

¿Cómo sabemos que no son salvos?
No vienen a la iglesia. Sus vida no son transformadas. Pero creen que son salvos porque levantaron la mano.
Vean lo que hemos hecho… tan sólo vean… Vean.
Si tú estás aquí esta noche, y estás preocupado por tu alma, no voy a pedirte que alces tu mano y no te pediré que llenes los espacios en blanco en una tarjeta.

Pero voy a estar aquí hasta las seis de la mañana, cuando mi avión salga, para aconsejarte.

Esto es un problema, ¿no es así? Una gran presunción.

Las personas pasan al frente, firman una tarjeta, hablamos con ellos cinco minutos sobre la Salvación, los declaramos salvos. Y luego nos preguntamos por qué invertimos tanto tiempo en discipulado y, aun así, ellos no crecen.

Nosotros hicimos la gran presunción. Nosotros los hacemos pasar por un rito evangélico. Porque ellos respondieron correctamente las preguntas, los declaramos salvos y nunca nos volvemos a preocupar. Eso está mal/equivocado.

Te digo esto:

Si te arrepientes y crees en Cristo esta noche… si ya has hecho eso… Él te salvó.

Pero te digo esto:

Si hiciste una decisión por Cristo, si ves a Cristo como Señor esta noche y le profesaste Fe, Él te salvó. Pero si sales de acá y tu vida no cambia, y no empiezas a crecer, y Aquél que empezó una buena obra en ti no la completa, lo que pasó contigo esta noche no fue una conversión genuina. Porque la evidencia de una genuina conversión es una continua obra de Dios en el alma de un hombre. Esa es la forma antigua. Eso es cristianismo histórico.

¿Cuántos de ustedes… y cuántas personas conocen… es o no es cierto? Quizás tengas un hijo que hizo la profesión de fe cuando tenía 6 años, porque alguien le preguntó si quería irse al cielo y si amaba a Jesús. Por supuesto que levantaron sus manos.

Entonces, cuando llegan a los 14, 15 años y empiezan a vivir en el mundo, odiando las cosas de Dios, entonces les dices:

“Eres un cristiano, debes actuar de forma distinta.”

Te equivocas al abordarlo de esa manera. Debes dirigirte a él así:

Hiciste una profesión de fe en Cristo, pero todas las evidencias en tu vida, hasta este momento, indican que quizás tu profesión de fe en Jesucristo fue falsa y aun sigues en tu pecado. Y si mueres, te vas a ir al infierno. Busca confirmar tu vocación y elección, arrepiéntete y regresa a Cristo.”

¿Ven qué tan superficial ha llegado a ser nuestro cristianismo?
¡Ah mi querido amigo! Estas cosas no deberían ser así, pero lo son. Despierten al evangelio, al verdadero evangelio, y no a ése reducido. Es un evangelio de gracia y de poder, pues Aquél que empezó la buena obra en ti la terminará.

La evidencia de la conversión no es una “tarjeta de decisión” en la que se llenan los espacios en blanco. !Es una vida siendo traída desde afuera! 

Acerca de Juan Alberto Florez

¡Proclamando la Palabra de DIOS a los Cuatro Vientos! Simplemente, nuestro propósito es llevar la Palabra de DIOS a los corazónes y mentes de las personas, utilizando los medios más eficientes a nuestro alcance. El internet es una herramienta efectiva para alcanzar a otros con el Evangelio y enseñarles sobre grandes verdades biblicas y desenmascarar la mentira y la apostasia, que esta llevando a muchos a la muerte espiritual. ¡¡JESUCRISTO ES EL CAMINO LA VERDAD Y LA VIDA!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: