Canal RSS

La Voluntad de Dios para los Esclavos – Paul Washer.

La Voluntad de Dios para los Esclavos – Paul Washer.

1a. parte

Vamos al Señor en oración.

Padre, vengo ante ti en el nombre de tu Hijo.
Y pido Padre por tu gracia, y tu misericordia.
Que nos hables este día. … Que nos ayudes … que nos fortalezcas.
Que te glorifiques más por causa nuestra.
Que aprendamos a caminar como siervos tuyos… y a estar en paz en tu Soberanía.
Que tu real y verdadera prosperidad espiritual sea algo importante en nuestras vidas.
Que seamos sanados … en medio de la aflicción de un mundo caído.
Que brillemos como luces… que seamos lo que somos: … nuevas criaturas en Cristo Jesús.
Padre, ayúdanos. … Si hay algunos aquí hoy día que no te conocen… que puedan conocerte hoy … como Salvador y Señor. … En el nombre de Jesús. Amén.

Quiero que abramos nuestras Biblias en Romanos capítulo 1. Romanos capítulo1.

Por alrededor de una semana he sabido que iba a predicar aquí y … el Señor había puesto algo en mi corazón. Y luego, a comienzos de la semana debí volver a Illinois. Mi mamá … está ahí en el hospital … padeciendo de cáncer. Está a punto de arrebatar su vida.
Pero, en un sentido, eso puede ser algo bueno. Ella ha sido cristiana por más 65 años… y le pertenece a Él… Y ella se va a ir donde yo escogería ir, si mi trabajo aquí estuviera terminado.

Quiero que vamos a Romanos, capítulo uno, versículo 1. “Pablo, … siervo de Cristo Jesús, … llamado a ser apóstol, … apartado para anunciar el evangelio de Dios,”
En este único versículo hay volúmenes. Los hombres podrían escribir durante años sobre estas pocas palabras que encontramos aquí.
Y yo creo que el Señor ha puesto estas palabras en mi corazón no sólo para Uds., sino también para mí. Porque en estas palabras se encuentra casi todo lo que necesitamos saber acerca de quiénes somos y qué se supone… que deberíamos estar haciendo. En estas palabras se encuentra gran libertad, y fortaleza, y gozo. Seguridad en la fe cristiana. Si sólo pudiéramos profundizar en estas pocas palabras. Uds. saben, a veces, … buscamos comprender tantas cosas en las Escrituras.
Buscamos saber tantas cosas, y aún así las cosas más pequeñas e importantes se nos escapan y nos causan ruina.
Conozco a un hombre que se propuso en su vida … ser consumido por un pasaje. Él decidió
que tomaría un pasaje de la Escritura –aunque no negaba el estudio de otras Escrituras-, él tomaría un pasaje … y buscaría conocerlo toda su vida. Y eligió el salmo 23.
Y ustedes dicen: ‘Bueno, ¿cuánto tiempo se puede estar en un capitulo?’
Bien, “El Señor es mi pastor…” Empiece con “El”.
No “un” Señor, sino “el” Señor. Hay volúmenes en esa palabra de dos letras, porque define su relación sobre toda la creación, pero especialmente sobre mí.
Y así buscamos saber tantas cosas. Y es importante saber muchas cosas, pero algunas veces es bueno volver a algunas de las cosas más básicas. Aquí, Pablo se presenta a sí mismo.

Pablo, el apóstol. Usado mucho más que ningún otro hombre en la historia del mundo.

Y aún así, veamos de la forma en que se describe a sí mismo. Dice: “Pablo, un siervo”. Él dice, “¿quieren saber quién soy? Soy un sirviente”. De la palabra griega (doulos). Significa esclavo. “Soy… un … esclavo”. Detengámonos aquí por un momento.
Si alguien les pidiera en un juego de palabras que escogieran una palabra …. para identificarse a sí mismos, ¿sería ésta la primera palabra, la palabra prominente que saltaría en su mente?

“Esclavo.” … ¿Sería esa? … ¿Necesito ir más lejos? … ¿Necesito hacerles más preguntas? ¿Necesito decir otra palabra?
Si sólo la agarraran firme. Si yo solamente agarrara firme lo que acabo de preguntar, …
encontraríamos tanta sanidad, y tanto crecimiento, y tanto poder en la vida cristiana.
¿Ven?, lo que primero viene a sus mentes es probablemente algo en lo que más piensan acerca de Uds. mismos y que los controla.
“Bueno, soy esto o lo otro. Tengo este o ese título”. Y ninguna de esas cosas trae alegría, finalmente. Ninguna de esas cosas finalmente trae placer.
Pueden traer prestigio, el respeto de los hombres. y muchas otras cosas, pero no traerán nada de Dios. Recuerden, esas cosas que son altamente estimadas por los hombres, con frecuencia son despreciadas… por Dios.
Mi pregunta para Ud.: si alguien dijera ‘¿Quién es Ud.?’
La primera palabra que vendría a su mente y saldría de sus bocas, ¿sería “soy un esclavo”? Ahora, tengo unas pocas definiciones acerca de lo que es un esclavo. Primero que nada, es alguien que pertenece completamente a su dueño, …y cuya vida entera está moldeada por la voluntad de su amo.
Ahora detengámonos de nuevo.
Sé que esto es simple. Puede parecer trillado. No habrá recompensa por esto. Pero sólo piensen en estas simples palabras.
¿Se describirían a sí mismos … como alguien quien completa, totalmente, perteneció a alguien más, … y cuya vida fue completa y totalmente determinada por la voluntad de un amo?

¿Ahora entienden? Podrían pasar años aquí, ¿no es verdad? Muchos años aquí…
‘¿Quién es Ud., Paul Washer?’ ‘Soy predicador. Soy director. Soy esto. Soy eso.’ Todo eso no tiene valor. Títulos de hombres. La primera cosa que debería venir a mi mente: “soy esclavo.”
Entera y completamente pertenezco a otro, no a mí mismo.
He sido comprado por un precio. … Y mi vida entera está determinada por la voluntad de Aquél que me compró.

Ahora, quiero que Uds. sepan … que la Biblia nos enseña que … Bueno, déjenme presentarlo de esta manera. Me carga citarlo … a él, pero lo haré: Bob Dylan.
En sus años de cristiano, en los así llamados “años de cristiano”, él escribió una canción que dice esto: “Ud. tiene que servir a alguien”. Fíjense, no es cuestión de: ¿Vas a ser un esclavo? Es sólo cuestión de: ¿De quién eres esclavo?
Ud. es esclavo de algo. De hecho, nuestra cultura necesita comprender que hoy, en nuestra cultura, aquellos que declaran ser los más libres, los más autónomos, son en realidad los que están en el más alto grado de esclavitud. Ud. es un esclavo.

2ª. Parte

Ud. es. La única pregunta es: ¿De qué?
Antes que nada, en la Biblia… No tienen que volver aquí. He escrito estos versículos. En Romanos 6:16 dice: “¿Acaso no saben Uds. que cuando se entregan a alguien para obedecerlo son esclavos de aquel a quien obedecen, ya sea del pecado que lleva a la muerte, o de la obediencia que lleva a la justicia?” ¿Se dan cuenta de que pueden ser esclavos?… del pecado.

Ahora, esto necesita tener dos aplicaciones aquí esta mañana. Lo primero, … todos nosotros como cristianos … lucharemos con ciertas cosas.
Todos tenemos agujeros en nuestra armadura. Todos tenemos batallas con las que debemos lidiar que son personales… personales.
Lo que puede no ser una lucha para Ud. puede ser una gran lucha para mí, de modo que todos luchamos con el pecado.

Pero quiero que sepan que en Cristo Jesús hay una conquista de ese pecado, y hay una gran diferencia entre un creyente que lucha con el pecado, …y crece… progresa en victoria sobre ese pecado… hay una gran diferencia entre esa persona, y un miembro de iglesia que está en constante atadura y esclavitud al pecado.

He luchado con el pecado más de lo que la mayoría de Uds. probablemente puedan creer.
Todos lo hacemos… Pero en esa lucha hay una confianza en Cristo y hay una creciente victoria. Porque Él dice en Ezequiel: “Te limpiaré de todas tus inmundicias y de todos tus ídolos.”
Hay una lucha, pero hay, al mismo tiempo victoria… avanzando más y más hacia esa meta, que es el ser conformados a Jesucristo. Pero si Ud. está aquí esta mañana, y su vida está marcada por una constante esclavitud al pecado, … entonces pudiera ser que Ud. debiera hablar con alguien aquí … porque la vida cristiana no está marcada por atadura al pecado. Y hay muchas personas que están esclavizadas al pecado, aún cuando se sientan en la iglesia cada domingo.
Si Ud. es una de ellas, tome conciencia de que deseamos hablar con Ud. Deseamos hablarle con compasión, con misericordia, y con la verdad. No se quede como está, en servilismo al pecado…
Y Uds. dicen… inmediatamente, cuando yo digo algo como eso, la gente está pensando: ‘Sí, esclavitud a la pornografía, atadura a la inmoralidad’. Sí, esas cosas. Pero hay otras cosas que pueden ser indicaciones de que Ud. no lo conoce a Él: esclavitud a la ira, … esclavitud al odio,…
atadura a la amargura y a la falta de perdón.
¿Está Ud. en esclavitud a esas cosas? Fíjese, Ud. es un esclavo.
La única pregunta es: ¿de quién?, o ¿de qué?
Sigamos. También Ud. puede ser esclavo de la gloria de los hombres.
La Biblia dice en Mateo 6:5: “Cuando oren, no sean como los hipócritas; porque a ellos les encanta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que la gente los vea. Les aseguro que ya han obtenido toda su recompensa.” … Uno de los pasajes más aterradores de todas las Escrituras: que Dios les dará los deseos de su corazón.

Uds. dicen: “¿Qué tiene eso de aterrador?
Piénsenlo por un momento.
Estos fariseos, la única cosa que deseaban era la gloria … el respeto … de otros hombres. …
Deseaban tener reputación entre otros hombres. Ese era el deseo de sus corazones y Dios les dio … su deseo no sólo escasamente, sino que les dio su deseo a cabalidad. Y entonces, ellos se fueron al infierno.

Ahora, Uds. dicen: ‘Sí, no seríamos como esos fariseos.’
Pero, piensen. Vamos a sacar esto del contexto religioso, sólo por un momento.
Ud. dicen: ‘Religiosamente, yo no deseo la gloria de los hombres’. Pero, ¿desean la gloria de los hombres en otras cosas?
¿Desean su aplauso, su consentimiento, el asentimiento de sus cabezas? ¿Desean encajar y ser aceptables a esta época actual?
Están tan condicionados por su deseo… de tener la gloria de los hombres, que ni siquiera pueden verlo.
La ropa que usan… alguien les dice qué está de moda… y Uds. hacen lo que ellos les dicen. El tipo de auto que conducen. La casa que poseen. Todo acerca de Uds. está determinado, mucho más allá de lo que puedan siquiera imaginar, … por el deseo de ser respetados por los hombres. … Para que ellos los honren. Fíjense, una de las cosas de la que tenemos que darnos cuenta, es que estas cosas tienen muchísimo más control sobre nosotros … de lo que realmente estamos deseando admitir …. o de lo que siquiera podemos ver.

Una de las más grandes declaraciones de esto está en una cosa muy simple llamada –como lo he dicho ya- … moda… especialmente para Uds., jóvenes. ¿Se dan cuenta de lo mucho que Uds. están moldeados por lo que cualquier otro va a pensar acerca de Uds.?
Pero muy rara vez están moldeados por los mandamientos de la Escritura, que dice: ‘Sean de esta manera y no sean de esa manera.’ Así es que, ¿ven?, tenemos que ser muy cuidadosos. Leemos estas cosas y pensamos: ‘Bueno, eso no tiene nada que ver conmigo’. No. Tiene absolutamente todo que ver con Uds., y conmigo.

Estamos moldeados por nuestro deseo por la gloria de los hombres. Una de las razones por las que tenemos tanto susto a veces de ganar almas o de testificar a las personas, no es porque ellos vayan a rompernos la cabeza con un palo. Es porque no queremos que piensen… que somos algún tipo raro de personas.
¿Ven?, estamos moldeados … por nuestro deseo… de tener la gloria de los hombres. Y Uds. pueden ser esclavos de eso.
¿Cuántas personas son esclavas de un banquero, simplemente porque desean no ser menos que el vecino?
¿Lo ven? … Simplemente, porque desean vivir en un cierto “círculo”.
Podemos ser esclavos de tantas cosas.
Y esa esclavitud siempre hace pedazos nuestra vida.

Ahora, también se puede ser esclavo de las cosas de este mundo.
En 1ª. Juan 2:15-17: “No amen al mundo ni nada de lo que hay en el él. Si alguien ama al mundo, no tiene el amor del Padre. Porque nada de lo que hay en el mundo –los malos deseos del cuerpo, la codicia de los ojos y la arrogancia de la vida- no proviene del Padre, sino del mundo. El mundo se acaba y también sus malos deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre”.
¿Están Uds. esclavizados a las cosas de este mundo?
¿Qué consume sus pensamientos?
¿Saben? Uds. no… Uds. no tendrían que estar mucho tiempo cerca mío para saber que tengo una verdadera afición por el tiro al arco.
Y a veces estoy mirando cosas, y estoy mirando arcos, y flechas, y cuerdas, y toda clase de cosas como ésas.

Nunca olvidaré aquella vez cuando recién había regresado de Inglaterra. Había estado predicando en Londres. Y recién estaba de vuelta. Y había comprado un arco inglés. Y había decidido que sería el primer hombre en Estados Unidos en cazar un ciervo con un arco inglés. Y estaba sentado en un cañaveral una mañana y la luz estaba brillando tan hermosamente. El sol estaba saliendo y yo estaba en un cañaveral y estaba esperando allí y el rocío había caído sobre mí y sobre este hermoso arco, y éste estaba reluciendo a la luz sol. Y yo lo estaba mirando. Y fue como si una voz me hablara y dijera: “Miren al dios de Paul Washer”.

¿No es asombroso cómo Uds. y yo tenemos la habilidad de tomar las cosas más triviales y convertirlas en un dios? Uds. dicen: ‘Bueno, hermano Pablo, no era realmente su dios’. Déjenme compartir algo con Uds. Lo que más consume sus pensamientos, es su dios.

Ahora, el tiro al arco en sí puede ser una cosa muy buena. La mayoría de las cosas… casi todas las cosas en este mundo, cuando son usadas apropiadamente de acuerdo a la voluntad de Dios, son tremendas bendiciones. Pero Uds. y yo tenemos que darnos cuenta de que podemos estar esclavizados … a cosas de este mundo que nos controlan tanto, que no podemos servir a Cristo. Y vamos a aprender … aquí en este… estudio … de que es imposible servir a dos amos.
¿Están Uds. esclavizados? Bien, sólo tengo que hacerles una pregunta. ¿Qué es aquello en lo que más piensan? … ¿Acerca de qué piensan más?

Uds. han dado completamente en el clavo con su dios: lo que más consume sus pensamientos. Y quiero que se den cuenta, especialmente los jóvenes aquí que van a entrar al ministerio. Su ministerio puede llegar a ser su dios.
Todo … tiene la posibilidad…. en nuestra carne… de ser elevado al estatus de ídolo… Las cosas de este mundo.
Y, Uds. saben, las cosas del mundo –estamos advertidos acerca de eso- se están acabando.
Uds. están sirviendo a un dios que está muriendo. Cuando dice en 1ª. de Juan que este mundo se está acabando, el tiempo verbal en griego allí puede significar también que este mundo está siendo empujado hacia fuera, que hay una fuerza más grande viniendo: es el reino de Cristo, y está empujando…

3ª. Parte

… a este mundo. Así es que no vivan por las cosas. No estén esclavizados a las cosas … que las polillas se pueden comer, y la oxidación puede corroer, y los ladrones se pueden llevar.
Ahora, la Biblia dice también … que se puede estar esclavizado… a la riqueza. En 2ª. Timoteo 3:2 dice que los hombres son llamados amantes del dinero. Amantes del dinero. Mateo 6:24: “Nadie puede servir a dos señores, pues menospreciará a uno y amará al otro; o querrá mucho a uno y despreciará al otro. No se puede servir a la vez a Dios y a las riquezas”. Uds. dicen: ‘Sí, hermano Pablo, Ud. realmente necesita hablarles a los ricos.’ Déjenme decirles algo.
He visto ricos esclavizados a la riqueza y he visto pobres esclavizados a la riqueza. …
De hecho, he visto a los pobres pensar más acerca de la riqueza que los ricos, quienes ya la tienen.
No estoy tratando de proteger a los ricos, pero tampoco voy a defender a los pobres. …
¡Tenemos que ser tan cuidadosos! Uds. dicen, ‘Bueno, no tiene nada que ver conmigo. No soy rico.’ Si Ud. está sentado aquí hoy día, Ud. es más rico que el 95% de la gente del mundo.

Y podemos ser consumidos por el dinero. Podemos ser consumidos por el dinero. ¿Por qué? Porque el dinero tiene el poder … de darles … lo que desean. … De darles cosas … de darles toda clase de cosas, de darles… reputación.
Pueden ser esclavos de él… tanto si tienen una gran cantidad como si no tienen nada. Pueden ser esclavos … del dinero.
¿Saben?, dije antes que el dinero les da cosas.
Mi Dios me da cosas.
El Dios de Uds. puede darles cosas. No tienen que ser esclavos… de las mismas cosas a las que el mundo está esclavizado. Su Dios cuidará de Uds. Su Dios tendrá cuidado de Uds…. Su Dios les dice que sean como los niños pequeños. … Su Dios les dice a los pobres que se regocijen, que se gloríen en su humildad … que se regocijen… por haber sido escogidos para el reino, si es que están en Cristo.

Los ricos deberían también regocijarse y gloriarse en su humildad, sabiendo esto, que el dinero no es la riqueza. Cristo es, y todo lo demás está pereciendo. Tienen que tomar conciencia de esto, y tienen que cuidarse de no estar esclavizados a él.
La mayoría de Uds., padres, piensa: ‘Bien, mi hijo va a salir del colegio. Va a tener buenas calificaciones’. … Bueno, ¿para qué?
‘Para que así pueda ir a la universidad’. … ¿Para qué?
‘Para que pueda conseguir un buen trabajo’. … ¿Para qué?
‘Para que puedan tener mucho dinero’. … ¿Para qué?

Más que la universidad… más que el atletismo… más que las becas y todas esas otras cosas que están acabándose, deberíamos estar pensando: ‘Ah, que mi hijo sea adorador de Dios… que mi hijo lo dé todo por la causa de Cristo, que mi hijo viva para Él… que mi hijo no se esclavice a las mismas cosas que aún me esclavizan a mí.’
¿Se dan cuenta? … Ahora, escuchen esto. … Hay un equilibrio en todo. … Lo hay. Pero, … ¿se dan cuenta? … Sólo tomen una agenda, escriban una lista de cuánto tiempo Uds. invierten con sus hijos en actividades extra curriculares, y cuánto tiempo invierten en sus hijos con respecto a la devoción.

Compramos cosas. … Los llenamos de medios de información. …
Los ponemos dentro del mundo. Los llevamos a cada lugar sobre la faz de la tierra, todo durante la semana. Nuestras vidas están tan ocupadas y dispersas, ni siquiera podemos sentarnos a comer una comida. ¿Y qué estamos haciendo? Estamos esclavizando a nuestros hijos… al mismo amo… que nos esclaviza a nosotros y arruina nuestras vidas… en vez de enseñarles a nuestros hijos la única cosa que necesitan: devoción a Cristo… esclavitud a Cristo… servidumbre a Cristo.

Sigamos… Se puede ser esclavo de los placeres de la carne. Dice en Romanos 16:18. “Tales hombres son esclavos, no de Cristo nuestro Señor, sino de sus propios apetitos.”
2 Timoteo 3:4 dice que los hombres son “amadores de los placeres más que de Dios”.
¿No define esto nuestra época? De lo único que se trata es del placer. Pero el placer nunca perdura. Nunca es duradero. Tan pronto está en nuestra boca y lo estamos tragando cuando se convierte en putrefacción. Los únicos placeres verdaderos son los deleites de Dios. …
¿Ve, mi querido amigo? No estoy tratando… La Escritura no está tratando de arrebatarle cosas, está tratando de darle vida,… para que se dé cuenta de que todas las cosas por las que el mundo corre no tienen nada que ver con Ud. ahora, porque Ud. es una nueva criatura y está en Cristo. Y el Reino les ha sido dado a Uds., niñitos.

Dice en Santiago 4:1-2 ¿De dónde surgen las guerras y los conflictos entre Uds.? ¿No es precisamente de las pasiones… que luchan dentro de Uds. mismos? Desean algo y no lo consiguen. Matan y sienten envidia, y no pueden obtener lo que quieren. Riñen y se hacen la guerra. No tienen, porque no piden.”
Él está diciendo: ¿Qué es lo que causa tal conflicto entre Uds.?
Es su deseo de auto satisfacción.
¿Ven?, la única cosa acerca de un sirviente es que un sirviente vive para gratificar, ¡sí!, … pero no para la auto gratificación, sino para satisfacer a su amo… a su amo.

Es por eso que Jesús nos está diciendo constantemente, … que quien busca preservar su vida la perderá. El que pierda su vida por mi causa, la encontrará.
La persona más feliz, más contenta, más satisfecha sobre la faz de la tierra, es la persona que es un esclavo absoluto de un amo absolutamente perfecto.

Y Ud. puede ser un esclavo del “yo”, … el que es probablemente el tirano más horrible sobre la faz de la tierra. Dice en 2ª. Timoteo 3:2 que los hombres serán amadores de sí mismos. …
Esto se ha introducido al cristianismo. Quiero decir, hemos abierto la puerta de par en par en la iglesia de Norteamérica. Esta es la generación “yo”… Creo que alguien tuvo una especie de parodia, un video en la televisión, en Internet recientemente, llamado “La Iglesia Yo”… todo acerca de mí. … Voy allí por causa mía… es todo acerca de mí.
El “yo” es un monstruo que no se puede alimentar.
Nunca se le puede dar lo suficiente, … porque mientras más le da… se hace más grande y más quiere, y es un ciclo de servir al “yo” incesantemente. ¿No saben que estoy gritándoles aún ahora mismo acerca de su matrimonio?

El mayor problema …

4ª. parte

… en su matrimonio es el “yo”… la satisfacción propia. ¿Qué saco de esto? ¿Qué hay para mí?

El problema en nuestras relaciones es todo acerca del “yo”. Estamos tan preocupados… Nuestras mentes están casi en el límite de su fragilidad debido a nuestro consumo… del “yo”.

Una de las grandes formas de traer sanidad a una mente es conseguir que una persona deje de pensar… en sí misma, y de que ponga su mente en alguien más, para satisfacerlo.
Ahora… No es una cuestión de si Ud. es o no un sirviente, o un esclavo. Ud. lo es. Pero Pablo, específicamente, se llama a sí mismo “esclavo de Cristo Jesús”. Ahora, tenemos un genitivo de descripción y un genitivo de posesión, en el idioma griego. Y pienso que ambos encajan allí. Cuando Pablo dice que él es un esclavo de Cristo Jesús, está describiendo qué clase de esclavo es.

¿Qué clase de esclavo es Ud.? Ahora… no responda eso inmediatamente.
Pregúntese a sí mismo:
‘Si alguien estuviera observando mi vida … durante un período de tiempo… observando la manera en que hablo… la manera en que converso… la forma en que camino… todo acerca de mí… y ellos tuvieran que rellenar un espacio en blanco que describa mi vida después de mirarme, … suficientemente. ¿Escribirían?: ‘Esclavo de Cristo Jesús.’
¿Lo describirían a Ud. de esa forma? Ahora, quiero que sepan algo. No he llegado a esto, pero a esto es lo que deberíamos estar apuntando. Esta debería ser nuestra gloria. No los títulos… no los elogios de los hombres… No las cosas en las que los hombres se glorían. Nuestro único gran objetivo es que… antes que nada –en mi propia vida personal- mi único gran objetivo es que mi esposa pueda mirarme y, literalmente, llenar el espacio en blanco y poner: “Esclavo de Cristo Jesús”.

Años atrás mi esposa… cuando éramos más jóvenes… y más “jipis”… algunos de Uds. saben de lo que estoy hablando. Ella me compró una piedra y tenía esculpido… ella compró una cosa tosca de cuero para ponérmela alrededor del cuello, pero era una piedra… que tenía esculpida en griego la expresión “Esclavo de Dios”.

Nunca he sido capaz de vivir de acuerdo con esa piedra.

¿No lo saben? La esclavitud es despreciable para los hombres… pero ser un esclavo de Dios es el título más alto que pudiera dársele a un hombre.
A eso deberían apuntar Uds. Y eso es lo que sus hijos e hijas deberían ver… cuando los miran a Uds., y me miran a mí.

Ellos deberían pensar: ‘Sirviente del Dios Altísimo’
‘¿Qué es tu papá?’ … ‘Es un siervo del Dios Altísimo’.

Ahora, … deseo que entiendan algo. Estaba pensando acerca de esto el otro día y me di cuenta de que, tantas veces –y es verdad- en el cristianismo y en nuestra música decimos que ‘yo estaba esclavizado y ahora soy libre’. Y eso es verdad.
Pero tengo la sensación de que … necesitamos expresarlo con otras palabras, posiblemente. Fíjense, cuando Uds. llegan a ser cristianos Uds. no pasan de la esclavitud a la libertad. Cuando Uds. llegan a ser cristianos, van de esclavitud a esclavitud. ¡Cambian de dueños! Lo único bueno de esto es que Él es un amo bueno. ¡Es un amo bondadoso!

Ud. dice: ‘Hno. Pablo, no he visto mucho de Su bondad. No he visto mucho de Su misericordia. No he visto mucho de Su provisión.’ Bueno, ¿por qué Él debería proveerlo? Ud. lo está haciendo todo por Ud. mismo.

Ud. ve algo y lo desea…. Se endeudará por ello. Hará cualquiera cosa. ¡Venderá su alma para conseguirlo! Y puede que sea una cosa buena que su amo quiere darle. Y si Ud. esperara en Él en oración… quizás en un año o dos, … Él se lo concedería, por nada.

Ahora otra cosa. Pablo dice que él es esclavo de Cristo Jesús. Y pienso que esto es importante.

Él pone “Cristo” delante de “Jesús”, indicando que no se está poniendo a sí mismo en esclavitud solamente a un hombre, sino que se está poniendo en esclavitud por el Cristo, por la deidad, por el Mesías, por el que vivió y murió y se levantó de nuevo y es Señor de Señores, Rey de Reyes. Que porta cada título que se puede poseer.

¿Ven?, es totalmente irracional dar la vida en esclavitud por un hombre… Pero no hay nada de irracional en darse Uds. mismos en esclavitud… por Dios,… por la deidad… Por Cristo… por el único que selló su compromiso con Uds. con su propia sangre. De hecho, lo más ridículo que pudieron hacer alguna vez… fue venderse a sí mismos por alguna de las cosas… que se han vendido alguna vez.
La cosa más ridícula es vender su vida por cosas. … Dedicar su vida a los elogios de los hombres, muchos de los cuales serán condenados el Día del Juicio.
Vivir para un mundo que no sólo está acabándose, sino que siendo empujado hacia fuera. Eso sí que es insensatez. … Pero esclavizarse Ud. mismo a Cristo… Dios en la carne… bueno, es la única cosa sensata que puede hacer un hombre.

Sigue y… quiero darles un ejemplo de Santiago. ¡Me encanta este ejemplo! Santiago 1:1 dice: “Santiago, siervo de Dios y del Señor Jesucristo”. Ahora, este es Santiago, el medio hermano de nuestro Señor.
Fíjense en esto por un momento.
Él no dice: ‘Santiago, el medio hermano de Jesús’. No dice: ‘Santiago, el que ha ascendido a la mayor prominencia entre la iglesia y los hermanos en Jerusalén.’ Él dice: ‘Santiago, siervo
… de Cristo Jesús’. Ahora, este es el poder de la conversión. Porque éste hombre, antes de la muerte y resurrección de Cristo se burlaba de su hermano… No le creía a su hermano… Pero cuando conoció a Cristo, no –como dice Pablo- en la carne, … sino a Cristo como Él realmente es… cuando llegó a conocerlo a Él… su relación cambió total y completamente.
Esclavo… de Cristo Jesús. Hay dos hombres reclamando dos títulos en la Escritura que yo valoro muchísimo. Uno de ellos es Santiago y el otro es Juan… “aquel a quien Jesús amaba”. Observen. Él no dice: ‘aquel que amaba a Jesús’.
Sé que es bíblico cantar canciones como: ‘Ah, ¡cuánto amo a Jesús!’. Pero me resulta muy difícil hacer eso, porque no encuentro un gran valor en cantar de mi amor hacia Jesús. Pero encuentro muchísimo más valioso, cantar acerca del amor de Cristo hacia mí … y los hombres.

Sigamos.
Ser un siervo de Jesucristo tiene las siguientes implicaciones: Significa que nos dedicamos enteramente a la voluntad de Cristo. Ahora…
‘Nos entregamos enteramente a la voluntad de Cristo’. Ahora, esto es realmente fácil de hacer mientras se está todo lo lejos que se puede estar de la voluntad de Dios.
Ud. dice: ‘Me entrego enteramente a la voluntad de Cristo’
Bueno, ¿cuál es esa voluntad? … Mientras Ud. no la conozca… ¡Ud. es aún completamente libre!.. De la única manera que Ud. puede declarar que es un esclavo, es si va a ser serio con respecto a conocer la voluntad de su amo. Eso viene a través de renovar la mente. Viene a través de orar. Viene a través de la camaradería bíblica. Viene a través de sentarse y recibir prédica. Es este…

5ª. parte

… deseo de conocer Su voluntad. ¡Es algo aterrador!
Es algo aterrador ser enviado a hacer una tarea y no saber nada acerca de ella, sabiendo que Ud. será tenido como responsable por esa tarea aún cuando Ud. no tiene dirección alguna. ¡Es aterrador!

Es como cuando su papá le dice: ‘Anda al cobertizo y trae esa herramienta.’ Y Ud. no puede encontrarla. Y entonces Ud. oye: ‘¡No me hagas ir allá…!’

¿Se fija?, tanta gente dice, emocionalmente: ‘¡Ah, sí! Soy un siervo de Jesucristo.’ Pero si Ud. les preguntara: ‘¿Qué le ha mandado su amo con respecto al matrimonio?
¿Qué le ha mandado su amo con respecto a la crianza de los hijos? ¿Qué le ha mandado su amo con respecto a ser hijo o hija?’ … Entonces, todo cambia. ¿Lo ve? Ahora… quiero leer un texto para Uds. que es muy, muy importante, y es éste: … Jesucristo fue nuestro ejemplo de lo que significa ser un sirviente. Y Él dijo, en Marcos 10:45, que Él “no vino a ser servido, … sino a servir.” … Ahora… hermanos, escúchenme. … Escúchenme.
Se darán cuenta de que hablo mucho acerca del matrimonio y la familia, porque es casi lo más importante… ¡es! lo más importante. Quiero decirles algo… Su principal problema en su matrimonio… es que aún cuando Uds. no lo digan … Uds. han entrado en esto… para ser servidos… Esposas… les digo lo mismo.
Todos nosotros, en cada una de nuestras relaciones tenemos que ser tan temerosos de esto. Muchas personas serán parte del personal de la iglesia con el fin de ser… servidos.
Muchas personas entran en una relación con el fin de ser… servidas.
Muchas personas, porque no entienden dónde está el quid del matrimonio, se casarán con el fin de ser servidos. Pero quiero que sepan… que encontrarán gran libertad cuando empiecen a dar vuelta este asunto, y digan: ‘Estoy aquí para servir… sea que yo sea servido o no’.

Es un problema que tenemos en casi todo.
Ahora… quiero mirar… sé que el tiempo se nos escapa, pero al menos quiero llegar a la segunda parte. Hay tres partes. Voy a tratar la primera, y luego la segunda.
“Pablo, siervo de Cristo Jesús, llamado… a ser apóstol”. Ahora… literalmente, lo que dice en el griego es: “Un apóstol llamado.”
“Un apóstol llamado.” Pienso que es muy importante entender eso. Y déjenme darles otro versículo. En 1ª. Corintios 1:1, él dice: “Pablo, llamado como apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios.” Y en 1ª. Timoteo 1:1: “Pablo, apóstol de Cristo Jesús, de acuerdo al mandamiento de Dios.” ¿Qué estoy diciendo? Pablo fue un apóstol llamado. Quiere decir que él era… lo que era… por la voluntad y el mandamiento de Dios. Uds. deben… –y quiero hablar mayormente a mis hermanos aquí, ahora- Uds. deben ser capaces de decir… de otro modo no tienen, en absoluto, fundamento en su vida. Hermanos, deben ser capaces de decir: ‘Soy… lo que soy… por la voluntad y el mandamiento de Dios.’
No es ‘lo que he escogido para mí’. El ministerio que he escogido, o la profesión que he escogido, o el trabajo que he escogido, o el lugar que he escogido, o las circunstancias que he escogido. ¡No!
Se trata de que ‘soy lo que soy… por el mandamiento y la voluntad de Dios.’
Ahora, hay dos maneras de ver esto. Una, es una soberanía que lo cubre todo. Nos da gran paz. Me da gran paz saber esto. A pesar de todas las veces que no he captado su voz, a pesar de todos mis fracasos y todo mi pecado, estoy precisamente en la voluntad de Dios ahora mismo, porque… la soberanía de Dios es capaz de pasar por alto mis faltas y mi torpeza de oído.
De modo que soy lo que soy… por la voluntad de Dios…
Por el mandamiento… ¿Ven esa autoridad ahí? … No es que yo escogí ser esto o lo otro. Y no piensen que esto debería ser relegado sólo al ministerio.
Ud. debe ser un doctor… por el mandamiento y la voluntad de Dios. Ud. debe ser un contratista, Ud. debe ser un vendedor. Ud. debe ser esto y eso y todo lo demás, porque Ud. sabe que es la voluntad de Dios para su vida.

Si no, Ud. no tiene fundamento. Ahora, … deseo señalar un par de cosas aquí. Es tan difícil. Estoy usando notas como la primera vez en mi vida.
Antes que nada, ¿por qué es tan importante? Les voy a decir por qué es importante:
Un conocimiento vago de su llamado… los conducirá a una muy vaga obediencia.
Un conocimiento vago de su llamado… los conducirá a una obediencia muy vaga. Cuando empiezo a hablar acerca de esclavitud, y de descubrir la voluntad de Dios, y de vivir de acuerdo a la voluntad de Dios como un esclavo, sé lo que está pasando por la cabeza de Uds.
Ud. dice: ‘¿Sabe?, estoy más que harto de los predicadores que me dicen qué hacer. Me gustaría que alguno de ellos me dijera cómo hacerlo. ¿Por dónde empiezo? Digo, es tan enorme. La voluntad de Dios es tan gigantesca. Entonces, cómo empiezo a hacerla?’ Bueno, se lo voy a decir.

Primero que nada, Ud. debe ser específico acerca … del lugar… de Dios en su vida… y de su lugar… en la economía de Dios. Averigüe dónde él lo ha traído, el preciso lugar en el que está. Y entonces, vaya a las Escrituras y empiece a discernir Su voluntad. Y le voy a dar un ejemplo de esto. Antes que nada… el versículo 7 aquí en Romanos 1 dice que Él lo ha llamado a ser santo… santo. Eso es lo que dice. Entonces la voluntad de Dios, discernir la voluntad de Dios empezará en este lugar. Dios lo ha llamado a ser santo. ¿Qué significa eso? Él lo ha llamado a ser apartado, uno apartado para Él. Esa es la primera cosa que Ud. necesita saber. Dios lo ha llamado a ser santo, lo que significa que lo ha llamado a ser ‘apartado’, y así, Ud. va a la Escritura y empieza a discernir qué significa eso.
Dios lo ha llamado a no participar en muchas de las cosas en las cuales participa el mundo. Él lo ha llamado en la Escritura a averiguar todo lo que Él detesta y a evitarlo. Y entonces, a descubrir todo lo que Él ama y correr hacia eso. Él lo ha llamado a ser conformado a la imagen de Su Hijo, y si Ud. se va a consagrar a cualquiera cosa, Ud. tiene que consagrarse a la devoción, porque si Ud. fuera realmente un santo, si Ud. fuera realmente devoto, tendría muchos menos problemas en su matrimonio.
Y en sus relaciones en la iglesia, y en la familia, y en cualquier otro lugar. Entonces, primeramente, Dios lo ha llamado a ser santo. Y Ud. necesita meterse en la Escritura, ir a la concordancia, buscar “santo”, buscar “santidad”, buscar lo que Dios ama, buscar lo que Dios aborrece y empezar a vivir de acuerdo a eso.
Él lo ha llamado a ser santo. Algunos versículos directivos acerca de esto, serían Pablo diciendo: “No es que ya lo haya conseguido todo, o que ya sea perfecto, pero sigo, esperando alcanzar aquello por lo cual fui alcanzado, por Cristo Jesús. Hermanos, no considero haberlo logrado ya; pero una cosa hago: olvidando lo que queda atrás, y esforzándome por alcanzar lo que está adelante, sigo avanzando hacia la meta, para ganar el premio del llamamiento de Dios en Cristo Jesús.” ¡Esto es lo que Dios desea para Ud.! Y, caballeros… escúchenme. Siempre estoy refiriéndome a Uds. ¿Por qué?
Sé que les gusta la idea de ser la cabeza de su hogar. … ¿Saben lo que eso significa? …
Generen el entorno. Uds. son el ejemplo. No esperen que su esposa, sus hijos, o que alguien más apunte hacia la devoción si Uds., ustedes mismos…. no están trabajando visiblemente y siguiendo en esa dirección. ¿Sus hijos los miran a Ud. y dicen?: ‘Lo único acerca de mi papá que realmente noto es que él está prosiguiendo en ser más y más como Cristo. Se está disciplinando a sí mismo para la devoción.’ ¿Ven?

6ª. parte.

Muchos padres han dicho: ‘¿Sabes que? Estoy trabajando tan duro como puedo, para darles a mis hijos todas las cosas que nunca tuve.’ ¡Fueron las cosas que Ud. nunca tuvo los que lo han hecho es hombre que es! Y, son las cosas que Ud. les está dando las que los están destruyendo. ¡Y Dios no lo llamó a darles cosas a ellos, Él lo llamó a disciplinarlos, a educarlos, en entrenarlos… en justicia!
¿Lo ven? Así es que, ¿cuál es la voluntad de Dios para su vida? Seguir firmes, para ser conformados a la imagen de Cristo… tan firmes, que es visible a aquellos que están cerca de Uds., caballeros, empezando por su esposa.
¿Qué les ha llamado a hacer Dios?
Les ha llamado a ser santos. Ahora, seamos más específicos.
Generalmente, cuando hablamos acerca de “llamado”, siempre estamos hablando de algo religioso, o algo en la iglesia.
Quiero decirles algo. La iglesia sería muchísimo más saludable, si nosotros fuéramos muchísimo más sanos en muchas otras áreas de nuestra vida.

Vamos a verlas.
¿Ud. es un esclavo? Está bien. Esclavo: ¿lo ha llamado Él a ser esposo? ¿Lo ha llamado Él a ser esposo?
Muy bien. Entonces, ame a su esposa muriendo al yo diariamente y sacrificando su vida por ella.
Ésa es la voluntad de Dios para su vida. Y no me importa si le ocupa todo el día.
Porque si Ud. no puede conseguir esto, ¿qué más va a hacer?
Un hombre no tiene el privilegio de ministrar, no puede ni siquiera ser un hermano, si no hace este tipo de cosas.
¡De manera que aquí está lo que quiero que vean! Uds. siempre están diciendo: ‘Bueno, ¿cuál es la voluntad de Dios? ¿Es Ud. esposo? Entonces le digo la voluntad de Dios: “Así como Cristo amó a la Iglesia, y entregó su vida por ella, así entregue su vida por su esposa.”

Eso no significa ser alguien que sólo sigue la voluntad de ella y sus deseos. No. Significa que Ud. está creciendo en devoción, de manera que pueda guiarla, para que ella llegue a ser todo lo que debería ser en Cristo y en justicia.
Ése es su trabajo. A veces en un avión alguien dice: ‘¿Qué hace Ud.? Y digo: ‘Bueno, soy esposo.’ Y ellos siguen: ‘¿Qué?’ Y digo: ‘Soy esposo.’ ‘No, ¿qué más hace?’
‘Ah, soy papá.’ ‘No, ¿qué más hace?’ ‘Ah, bueno, si me queda tiempo soy un ministro. Soy predicador.’

Nosotros no tomamos esto lo suficientemente en serio.
Nos disponemos a hacer toda clase de cosas.
¿Es Ud. esposo?… Entonces, entregue la vida por su esposa.

¿Ud. es esposa? … Entonces, esta es la voluntad de Dios para Ud. Respete y honre a su esposo mediante una amorosa y alegre sumisión, y sirviéndole como ayuda idónea… Ésa es la voluntad de Dios para Ud., esclava. … Eso es lo que Ud. –si va a ser esclava, y es mujer, y es casada-, ésa es la voluntad de Dios para Ud. Haga esto. Dedíquese a comprender lo que eso significa. No va a conseguirlo aquí esta mañana. Esto sólo está siendo traído a su atención esta mañana. Toma la vida aprender. ¿Qué significa esto?

¿Es Ud. padre o madre? Entonces, discipline a sus hijos en la disciplina e instrucción del Señor.
Más que los juegos de pelota (béisbol), mamás que llevan a sus hijos a fútbol, más que esto y aquello, más que club “Beta” (de liderazgo) y club de honor (de logros académicos), y de atletismo y todo lo demás. Todo eso debería estar en segundo lugar, ¡debe estar en segundo lugar!
No estoy diciendo que no puede estar en la vida de ellos. Algo de eso puede ser muy bueno y una actividad saludable y buena, ¡pero no debe estar ni cerca del primer lugar!
Su principal responsabilidad como padres… es criar a su hijo en esa forma.

Ahora, ¿es Ud. un hijo o una hija? Entonces, voy a decirle la voluntad de Dios para Ud. como esclavo. Honre a su padre y a su madre en humilde sumisión y en obediencia sincera. Ni siquiera piense en llamarse cristiano… a menos que honre a sus padres…. Ni siquiera lo piense… Ni siquiera deje que entre en su mente.

Si Ud. honrara a un presidente, o a un rey… más que a su papá o a su mamá, Ud. no sabe lo que significa caminar con Dios y Ud. no conoce la voluntad de Dios, ni entiende lo que es el cristianismo.
Aunque Ud. honrara a reyes y presidentes, ellos no están por sobre el padre y la madre.

La voluntad de Dios para los esclavos, ésta es.

¿Es Ud. empleado? Efesios 6: “Obedezcan a aquellos que son sus empleadores terrenales con respeto y con temor en integridad de corazón, como a Cristo, no sólo cuando los están mirando, como complaciendo a los hombres, sino como esclavos de Cristo, haciendo la voluntad de Dios con todo el corazón. Sirviendo de buena gana como para el Señor y no a los hombres, sabiendo que el Señor recompensará a cada uno por el bien que haya hecho, sea esclavo o libre.”

Como sirviendo a Cristo… Aún si son maltratados… Aún si son perjudicados… Aún si no se les da lo debido, Uds. están sirviendo a Cristo y deberían servir con integridad de corazón y representar a Cristo allí. Una de las cosas que es tan importante, es que muchos de Ud. necesitan entender. Estaba predicando hace varios años atrás sobre el punto de vista bíblico del empleo, y un policía de carretera vino hacia mí después –me refiero a un “macho entre machos”. Se acercó a mí, y estaba llorando. Y dije: ‘Hermano, ¿qué pasa?’. Y él dijo: ‘Me siento por horas y horas y horas al día en un auto… atrapando gente que va a exceso de velocidad… y me he sentado allí y he pensado: ‘No sirvo a Cristo. No hago nada. Sólo me siento aquí. Y soy un policía de carretera. Y arresto a tipos malos, y mi vida …

7ª. parte

… no tiene significado.’
Y dice: ‘Ahora que he entendido la Escritura, mi vida se ha llenado de significado. Hago esto para el Señor. Esto es lo que Él me ha llamado a ser… y eso seré.

Muchos de Uds. piensan que Dios los llama a hacer ciertas cosas en la iglesia. ¡No, Él los llama a ser contadores, y dueñas de casa, y policía, y jueces y, sí, aún vendedores de autos usados!

De hecho, el hombre más devoto que conozco sobre la faz de la tierra es Adrian Jones, de Ledbetter, Kentucky. Y él es un vendedor de autos usados que, para ayudar a la iglesia en Rumania ha hecho más, probablemente, que cada organización combinada.
¿Ven?… hacerlo como para el Señor. Fíjense… déjenme darles un pequeña verdad escatológica. Cuando Cristo entró en la tumba y luego la derribó… la puerta de esa tumba fue rota, y la tumba entera se llenó de luz y también de significado. Y cuando Ud. abre de par en para la puerta de su vida, en su empleo, y en todo lo que Ud. hace, como dueña de casa, como madre, como padre, como esto y lo otro, y Ud. abre de par esa tumba, la luz de Cristo llena esa tumba con significado y luz.

Se les ha enseñado que es una pequeña cosa ser madre, que es una pequeña cosa ser dueña de casa. Y Ud. dice: ‘Bueno, ¿qué significado tiene todo esto? Mi vida no tiene significado.’ Y las feministas en el mundo le dicen hoy que su vida no tiene significado. Eso es una mentira. Cuando Cristo es introducido ahí, se llena de significado.
Nuestra vida entera debería estar brillando con la vida de Cristo.

¿Ud. es un empleador? Entonces practique la justicia y la equidad con imparcialidad, “sabiendo que el Amo de ellos y suyo está en el cielo, y no hay parcialidad en Él.
Los empleadores deberían temblar… ser justos… llenos de equidad… y bondad.

Ahora, por último, ¿es Ud. miembro de una iglesia? ¿Ven?, cuando Uds. piensan acerca de “llamado”, todo lo que piensan es en iglesia.
Cuando Uds. piensan acerca de la voluntad de Dios, a menudo todo lo que Uds. piensan es en iglesia. Hay tantas otras cosas delante de eso.

¿Es Ud. un miembro de la comunidad de fe? Entonces haga esto: “Cada uno ponga al servicio de los demás el don que haya recibido, administrando fielmente la gracia de Dios.” “Porque es necesario que todos comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba lo que le corresponda, según lo bueno o malo que haya hecho.”

Con la gracia que le ha sido dada, sirva a la comunidad.
Ud. dice: ‘Hermano Pablo, pero si soy un buen esposo… y una buena esposa… y un buen padre … y una buena madre… y un buen empleador… o un buen empleado, no me quedará nada de tiempo. No, eso no es verdad. Aquí está el problema.

Hay tantas actividades en nuestra vida que son extracurriculares e innecesarias, pero de las que nos agarramos… y hacemos a un lado deberes hacia la familia y hacemos a un lado deberes hacia la iglesia, con el fin de asirnos a nuestras actividades curriculares. Deshágase de ellas primero. Ponga sus prioridades en orden, porque hay suficiente tiempo para hacer la voluntad de Dios.

Hay tiempo suficiente… para hacer la voluntad de Dios.
Hay tiempo suficiente. Ahora… ¿ven? hay mucho en un versículo. Hay mucho en un versículo.

El llamado a Uds. este: ¿Es Ud. un esclavo? ¿Desean que la gente los mire y diga: ‘Esclavo’?

Jóvenes, ¿desean que las jóvenes los miren y piensen: ‘popular, fuerte, buen mozo’, todas estas otras cosas? Bueno, si eso es lo que la joven está buscando para ella, no es de ningún valor tenerlo.

Ella debería estar buscando un hombre que sea un sirviente del Dios Altísimo. Y Ud. varón joven, ¿desea ser atraído hacia una mujer, debido a que pueda decir: ‘¡Miren!, una doncella atada al Señor. … ¡Una sierva del Dios Altísimo!
Oremos:
Padre gracias… por tu bondad y por tu ayuda.
Gracias por este privilegio. Y por favor, trabaja en mi corazón, y en los corazones de mis hermanos y hermanas. Que juntos, afilando hierro con hierro, lleguemos a ser conformados a la imagen de Cristo. Ayúdanos Padre, en el nombre de Jesús. Amén.

Acerca de Juan Alberto Florez

¡Proclamando la Palabra de DIOS a los Cuatro Vientos! Simplemente, nuestro propósito es llevar la Palabra de DIOS a los corazónes y mentes de las personas, utilizando los medios más eficientes a nuestro alcance. El internet es una herramienta efectiva para alcanzar a otros con el Evangelio y enseñarles sobre grandes verdades biblicas y desenmascarar la mentira y la apostasia, que esta llevando a muchos a la muerte espiritual. ¡¡JESUCRISTO ES EL CAMINO LA VERDAD Y LA VIDA!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: