Canal RSS

Los Siete Juicios. por Dave Breese.

Los Siete Juicios.  por Dave Breese.

Traducción por: Past. Samuel Daniele

 Vivimos en un mundo en el que la vida continua, por momentos con serenidad, por momentos con algunos problemas. Desgraciadamente, ciertas personas piensan que la vida continua hasta terminarse, y eso es todo.

No es así. La Biblia enseña que cada cosa que nosotros decimos y hacemos, se juzgará. El día del juicio llegará. Pero no hay un sólo juicio; en la Escritura podemos individualizar siete de ellos.

 

1 Los pecados de los creyentes
sobre la cruz

El primero es el juicio de los pecados de los creyentes sobre la cruz. Entender esta verdad significa empezar a entender el verdadero significado de la palabra Cristiandad. Jesús, a propósito de este juicio, dijo orando:

 

Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será echado fuera. Y Yo, si fuere levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo”.
Y decía esto dando a entender de que muerte habría de morir.
 

(Juan 12:31-33).

Cristo sabía que estaba yendo en dirección de la cruz. Pero cuando Él subió a la cruz, llevo sobre si los pecados de la humanidad. En aquel momento Dios, a través de los anales del tiempo puso todos los pecados de la humanidad juntos, tomándolos de cada corazón roto, de cada vida disoluta y de cada espíritu desesperado y los tiró sobre su Hijo. La Biblia dice:

 

Él qué el no ha conocido pecado, se ha hecho pecado por nosotros, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en Él. (2 Corintios. 5:21).

Tu que eres salvado gracias a la justicia de Dios, y no por merito de tu justicia: “Él no nos ha salvado por obras justas que hayamos hechos, pero si por su misericordia (Tito. 3:5).

Las personas hablan de la Cristiandad y de la eternidad, pero no entienden la una ni la otra. ellos Dicen: “Cuando un hombre vive una vida terrible, el va al infierno o Es una persona maravillosa, entrará en el cielo un día”. Amigo mío, no entrará al cielo porque sea bueno, gentil y amable. La Biblia dice: “ Cree en el Señor. Jesús y serás salvo” (Hechos de los apóstoles 16:31).

Podrás ir al cielo solo por una única razón: por haber creído y aceptado al Hijo de Dios como tu Salvador personal y haber aceptado el hecho lo que tus pecados ya han sido juzgado y expiado por Su sacrifico en la cruz.

 

2 El auto juicio
de los creyentes

El segundo juicio tiene que ver con el juicio que los creyentes harán de sí mismo. El apóstol Pablo ha escrito respeto a los excesos que habían acontecido en Corinto. Algunos Cristianos eran adictos a la bebida y disoluto. Pablo dijo esto:

 

Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen. Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no seriamos juzgados; mas siendo juzgados, somos castigados por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo. (1 Corintios. 11:30-32)

Como cristianos, somos llamados a perfecta santidad en el temor de Dios. ¡Esto significa que todos los días tenemos que contestar “sí” a Dios y oponernos con un seco no! al diablo.

La victoria espiritual realmente no es tan inalcanzable. Se obtiene haciendo nuestra vida, con opciones y decisiones lo más posible a la imagen de Cristo. Sin embargo, en Corinto las personas empezaron a considerar la Santa Cena no como un banquete conmemorativo, maravilloso, pero si como un momento de satisfacción a los propios deseos. No podemos ser Cristianos, salvados por la gracia de Dios, y continuar participando de las grandes desilusiones para el Señor y su pueblo. De hecho así dice la Biblia: “Porque si vive según la carne morirá; pero si a través del Espíritu hacen morir las obras de la carne vivirán” (Romanos. 8:13).

La vida cristiana involucra el decir no a “la lujuria de la carne, a la lujuria de los ojos y el orgullo de la vida” (1 Juan 2:16) y decir sí al plan maravilloso de Dios. Esto trae discernimiento espiritual y el juicio personal.

 

3 Las obras del
creyente

El tercer juicio es el tribunal de Cristo

 

Nosotros todos tenemos que comparecer delante del tribunal de Cristo, para que cada uno reciba la recompensa por lo qué ha hecho cuando estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo. (2 Corintios. 5:10).

El tribunal de Cristo es una cita solemne, que cada Cristiano tiene delante de si. ¿Cuál será la respuesta? ¿soy salva o perdido? ¡Nada de todos esto! La salvación está definida en el momento que usted ha creído en Jesús y le ha aceptado como Salvador personal. La contestación resguardará tu trabajo: ¿qué has hecho por Jesús desde el momento de tu salvación?

¿Puedes imaginar ese momento sublime y magnífico delante del trono de Jesús? Allí, delante de las miradas de los redimidos, Cristo te preguntará: “¿Qué cosa has hecho de tu tiempo y tu talento? Cómo haz aprovechado las oportunidades que yo te he dado”?

Algunos podrán dar una buena rendición de cuentas al Señor. “oro, plata, piedras preciosas” (1 Corintios. 3: 12): el oro por una existencia vivida para Jesús, la plata por las almas conquistadas para la Salvación, las piedras preciosas por una completa vida espiritual. En la Biblia nosotros leemos que Cristo hablará le dirá a cada persona: “Esta bien, buen siervo y fiel; […] entra en el gozo de tu Señor” (Mateo. 25:21).

Pero la Biblia también dice que algunos tendrán solo “madera, heno, hojas secas” para presentar a Cristo. Estos elementos desaparecerán en un momento:

 

La obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará; pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cual sea, el fuego la probará. Si permaneciere la obra de alguno que sobreedifico, recibirá recompensa. Si la obra de alguno se quemare, el sufrirá perdidas, si bien el mismo será salvo, aunque así como por fuego. (1 Corintios. 3:13-15).

Este es el juicio en el tribunal de Cristo. ¡Que emoción increíble!

 

4 Juicio a los Gentiles
(o de las naciones)

El cuarto juicio, es el de las naciones gentiles:

 

Y serán reunidas delante de el todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. (Mateo. 25:32-34) .

Jesús Cristo es el Rey de los judíos. Y también el rey del mundo. Y un día, como rey de los judíos, se sentará en el trono para juzgar las naciones del mundo. Las bases de este juicio están aquí:

 

Porque tuve hambre, y me distes de comer; tuve sed, y me distes de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mi. Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿Cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿ Y cuando te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo y te cubrimos,? ¿ O cuando te vimos enfermo o en la cárcel, y vinimos a ti? Y respondiendo el rey les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mi lo hicisteis.” (Mateo. 25:35-40) 

Varias veces las personas citan este pasaje como una orden, para cuidar de los niños del mundo. Yo no me opongo con fuerza a esta consideración, pero si es nuestra intención seguir a una exégesis correcta, tenemos que reconocer que Cristo no está hablando en absoluto de los niños del mundo. Está hablando de estos mis hermanos menores. Y los ” hermanos” menores son aquellos que pertenecen al pueblo de Israel, los judías. Probablemente durante los primeros días del milenio, las naciones tendrán que contestar a la pregunta: “Que han hecho por el pueblo hebreo”?

 

5 Juicio
a Israel

El quinto juicio es el juicio a Israel. Israel ha sufrido variados periodos de disciplina. Pero un juicio final todavía tiene que venir. Cuando los Cristianos sean sacados de este mundo por medio del juicio a la Iglesia , comenzará la tribulación. La tribulación también expresado como “tiempo de angustia para Jacob” (Jeremías 30:7). En aquellos días, Israel será víctima de la opresión dura del anticristo. El pueblo de Israel será tan humillados y puestos en tan grande desesperación, que se preguntarán: “¿Por qué nos pasa esto? ¿Dónde está Dios ahora que lo necesitamos? Llegarán hasta lo extremo. La Biblia dice:

 

En aquel día habrá un manantial abierto para la casa de David y para los habitantes de Jerusalén, para la purificación del pecado y de la inmundicia (Zacarías 13:1) .

Los judío reconocerá a Jesús como el Mesías, e Israel conocerá la salvación. ¡Todos esto sucederá en un momento! De hecho, si su exclusión es la reconciliación del mundo, ¿que será su admisión, sino vida de entre los muertos”? (Romanos. 11:15).

 

6 Juicio
de los Ángeles

La Escritura también menciona un juicio que incluye a los ángeles. Los ángeles son grandes por poder y capacidad – mucho más fuerte que el ser humano. Dios los ha creado para que fueran sus especiales servidores, pero algunos se rebelaron. Respecto de esto, Judas escribió:

 

Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día (Judas 6)

Aquellos ángeles están ya en la prisión a espera del día del juicio. ¿Quién juzgará los ángeles? El apóstol que Pablo escribió:

 

¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo? Y si el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿Sois indignos de juzgar cosas muy pequeñas? ¿O no sabeis que hemos de juzgar a los ángeles? ¿Cuánto mas las cosas de esta vida? (1 Corintios. 6:2-3)

Nosotros los cristianos juzgaremos a los ángeles. Es fantástico pero es real. Los ángeles estarán delante de ti y de mi para ser juzgado. El entender completamente este hecho nos da una idea vaga de la posición exaltada que la humanidad redimida tendrá por la eternidad.

 

7 Juicio de los murtos
en el pecado
(El Gran Trono Blanco)

Finalmente el juicio de los muertos en el pecado, es decir aquellos que no aceptaron a Jesús como el Salvador personal. Es difícil leer este pasaje sin conmoverse grandemente por el terrible destino que le espera el malo.

 

Y yo vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie delante del trono. Los libros fueron abierto, y también se abrió otro libro que es el libro de la vida; y los muertos fueron juzgados por las cosas escritas en los libros, según sus obras.
[… ]
Y si alguno no fue encontrado en el libro de la vida, fue echado en el lago de fuego.
(Apocalipsis 20:12, 15) .

La Biblia afirma estas cosas creando una atmósfera de fin, de cierre. En el mundo de hoy se dice: “Yo no necesito Dios. Es totalmente irrelevante. ¡Qué ha hecho Él por mi”? Que arrogancia insensata y ridícula!

Dios te ha dado la vida. Te ha ofrecido la Salvación. Él pueden salvar a aquellos que a través de él se aproximan a Dios” (Hebreos 7:25). Tenemos necesidad de sentirlo aun una vez más: si una persona conoce a Jesús como Salvador personal, entrará en el cielo. De otra manera será echado en el lago de fuego. Delante del Gran Trono Blanco, la pregunta será: “Mi nombre está escrito en el libro de la vida”? Esto será si crees en Jesús Cristo, y lo aceptas como Salvador personal. ¡Si no ha pronunciado aun ese maravilloso sí! a Jesús Cristo, hágalo hoy. Yo rogaré para que usted lo haga.

 

Acerca de Juan Alberto Florez

¡Proclamando la Palabra de DIOS a los Cuatro Vientos! Simplemente, nuestro propósito es llevar la Palabra de DIOS a los corazónes y mentes de las personas, utilizando los medios más eficientes a nuestro alcance. El internet es una herramienta efectiva para alcanzar a otros con el Evangelio y enseñarles sobre grandes verdades biblicas y desenmascarar la mentira y la apostasia, que esta llevando a muchos a la muerte espiritual. ¡¡JESUCRISTO ES EL CAMINO LA VERDAD Y LA VIDA!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: